AGATA

FORMADA A PARTIR DE CRISTALES DE CUARZO MICROSCÓPICOS EXTENDIDOS EN BANDAS, ÉSTE ES UN CRISTAL MUY ESTABLE. LAS ÁGATAS SON CRISTALES QUE SIRVEN PARA ASENTAR LAS ENERGÍAS Y APORTAN EQUILIBRIO FÍSCICO, EMOCIONAL E INTELECTUAL. AYUDAN A CENTRAR Y ESTABILIZAR LA ENERGÍA FÍSICA. TIENE EL PODER DE ARMONIZAR EL YIN Y EL YAN, LAS FUERZAS POSITIVAS Y NEGATIVAS QUE MANTIENEN AL UNIVERSO EN SU LUGAR. ES UN CRISTAL CALMANTE Y ALIVIANTE. PSICOLÓGICAMENTE, EL ÁGATA FACILITA DELICADAMENTE LA ACEPTACIÓN DE UNO MISMO, FOMENTANDO LA AUTOCONFIANZA. LAS ÁGATAS POTENCIAN LA FUNCION MENTAL MEJORANDO LA CONCENTRACIÓN, LA PERCEPCIÓN Y LAS HABILIDADES ANALÍTICAS, Y DIRIGIÉNDOTE HACIA SOLUCIONES PRÁCTICAS. EMOCIONALMENTE, ESTE CRISTAL SUPERA LA NEGATIVIDAD Y LA AMARGURA DEL CORAZÓN. SANA LA IRA INTERNA, FOMENTANDO EL AMOR Y EL CORAJE PARA VOLVER A EMPEZAR. ESPIRITUALMENTE, EL ÁGATA ELEVA LA CONCIENCIA Y VINCULA CON LA CONCIENCIA COLECTIVA Y LA CONCIENCIA DE LA UNIDAD DE LA VIDA. ANIMA LA CONTEMPLACIÓN SERENA. EL ÁGATA ESTABILIZA EL AURA, ELIMINANDO Y TRANSFORMANDO LAS ENERGÍAS NEGATIVAS. SU EFECTO LIMPIADOR ES PODEROSO, TANTO A NIVEL FÍSICO COMO EMOCIONAL. PUESTA SOBRE EL CORAZÓN, CURA LAS ENFERMEDADES EMOCIONALES QUE IMPIDEN LA ACEPTACIÓN DEL AMOR.